Siguen creciendo las esperanzas de erradicar el cáncer de mama.

PUBLICIDAD

Esta penosa enfermedad viene de muchos años atrás apoderándose de  la vida de muchas  mujeres sin que la ciencia haya podido  hacer un verdadero avance para su cura o prevención.  Es sabido por todos que la industria farmacéutica ha invertido miles de millones de dólares en investigación  acerca de esta enfermedad y realmente los avances no han sido muchos.

Las mujeres vivimos con ese fantasma detrás de nuestras espaldas y en lo avanzado del siglo ya ni siquiera las niñas se escapan de ser afectadas por esta enfermedad.  Las mujeres adultas y en la edad de la menopausia se convierten cada vez más en las victimas favoritas  del cáncer de mama, sin saber qué hacer para prevenirlo.

No está muy claro si es la alimentación,  una combinación bioquímica de nuestro cuerpo, si las células se forman o ya las tenemos y con el pasar del tiempo se desarrollan, si es un tipo de alimento que lo provoca y pare usted de contar las teorías que se han desarrollado para tratar de entenderlo y así poder atacarlo.  La buena noticia es que no se han dado por vencidos y los estudios continúan.

PUBLICIDAD

Su importancia radica en que se está convirtiendo en la primera causa de muerte en las mujeres rápidamente en muchos países del globo terráqueo.  En Europa se acaba de celebrar la Conferencia Europea de Cáncer de Mama en Ámsterdam y el Profesor Nigel Bundred presentó los hallazgos de su investigación luego de probar una combinación  de dos drogas que se vienen utilizando para el tratamiento de quimioterapia.

 

Lapatinib y Herceptin conocidas como trastuzumab y fueron utilizadas por el profesor Bundred juntas y antes de una cirugía o la quimioterapia con dos grupos, uno control y otro que recibió la combinación de las dos drogas.  La muestra fue de 257  mujeres con cáncer HER2 positivo, la mitad no recibió el medicamento y la otra mitad sí.

El grupo que recibió el medicamento arrojó  resultados prometedores encontrando un 11%  que no presentó células cancerígenas dentro de las dos semanas y el 17% logró reducir los tumores drásticamente y en el grupo control solo arrojó un 3% con tumores reducidos en pocos milímetros.

 

Solo queda esperar que esta investigación sea el principio del descubrimiento que tanto esperamos las mujeres.

Close