La policía detiene a una señora y cuando veas lo que le hacen no podrás creerlo

En una fría tarde de invierno en los Estados Unidos una señora se asombra al ver que una camioneta de la policía le hace señas para que por favor se detenga a un lado del camino pues le harán un chequeo regular de sus papeles para asegurarse que todo estuviera en orden.

Anuncios

Ela un poco asustada pregunta al policía si la detuvieron por una razón específica o si las luces de su auto estaban fallando, a lo que el oficial le responde que se debe a que las ventanillas de su vehículo están muy opacas y no se puede ver quien está dentro del vehículo. Además, también forma parte de un control rutinario que realizan por el pueblo de Lowell en estas fechas para verificar que nadie cometa infracciones o maneje bajo los efectos del alcohol por las fiestas.

Anuncios

La mujer un poco confundida empieza a entregar sus papeles al oficial de policía quien hace el parapeto de que revisaba que estuvieran en orden. Sin embargo, el oficial empieza a entablar conversación con la mujer sobre las festividades y termina preguntándole qué le gustaría recibir como regalo de Navidad.

Lo que la señora no sabe es que toda la conversación está siendo escuchada por tres muchachos que se encuentran en una tienda por departamento listos para salir corriendo a comprar lo que la señora quiere de regalo. Ellos sólo querían saber cuál era la lista de regalo de la señora y sus hijos.

Mientras escuchaban cuales eran los objetos iban corriendo de un pasillo a otro buscando los regalos adecuado según lo que la señora decía. Luego, se acercan a la caja registradora y compran todos los regalos rápidamente para ir corriendo al sitio donde tienen a la señora “detenida”.

Unas pocas cuadras más allá y están listos. Se esconden detrás de la camioneta de la policía y le entregan los regalos al oficial quien estaba haciendo el parapeto de averiguar algo sobre los documentos de la mujer.

Y para sorpresa de ella cuando el oficial regresa ¡tiene los regalos de su lista de Navidad en las manos y se los entrega con gran felicidad! La mujer no podía creer lo que sus ojos veían y las lágrimas no tardaron en salir por la hermosa acción del policía y estos chicos.

No te pierdas tu mismo todo lo que sucedió y deja que la alegría navideña te invada y te llene de emoción. 

 

 

Anuncios

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *